Críticas: Cars 2 ¿Sin la magia de Pixar ?

El Rayo McQueen regresa 5 años después de su emocionante y gloriosa participación en la Copa Piston celebrada en los Ángeles, para acelerar motores ahora dentro del Grand Prix Mundial en Cars 2. Uno de las pocos personajes de la animadora Pixar que cuenta con una secuela, junto con el vaquero Woody con Toy Story. Y no es de extrañarse el “hit” que tuvo la primera película de Cars en el 2006, ya que mas halla de lo que la primera parte del filme sobre ruedas pueda mostrarnos en pantalla, es el factor de que los Americanos son amantes de  la categoría Nascar de automovilismo, y como a un servidor que también le apasiona el automovilismo en general, incluso podemos observar en el primer film la participación de algunos de los mejores pilotos de la categoría como Dale Earnhardt Jr, asi como la participación de Michael Schumacher corredor de Formula 1, en su forma encerada como un Ferrerari. Una película que fácilmente atraería en un principio a todo apasionado del automovilismo y que es un tema que fácilmente también atrae a los mas chicos.

Pero la mayor aventura y el mayor aprendizajes de la extravagante vida del Rayo McQueen, no fue sobre el asfalto, los pits y las cámaras, fue en el olvidado y pacifico pueblo ubicado sobre la Ruta 66 llamado: Radiador Spring, en donde conoce; y en primera instancia de no muy buena manera, al que sería con el tiempo su mejor amigo, el oxidado pero amistoso Tow “Mate”, y al Juez Doc Hudson, donde se descubriría, que fue un gran corredor de carreras y ganador de varias Copas Piston el fabuloso; Hudson Hornet, y junto a este par la enamorada del Rayo; una Porshe llamada Sally, y que con el resto del pueblo, aprendería su mas grande lección de vida: Que la amistad, la tolerancia, el amor y los sentimientos hacia los que te rodean; y en su caso el verdadero espíritu deportivo también, son los elementos que mas se deben valorar en la vida, y no la fama que te puede dar un podium y unos trofeos que simplemente son copas vacías. Una primera parte emotiva y divertida, que como fanático del automovilismo y como espectador nos dejo mas que satisfecho a grandes y pequeños, con esa magia y toque que solo Pixar sabe darnos.

No sabia que esperar de Cars 2, ya que la primera no parecía un filme para “rascarle” una secuela, pero con el antecedente de que no es la primera ves que Pixar se anima a entregar una continuación y que supo manejar una interesante segunda y tercera parte de Toy Story, confiamos en que nos entregarían una buena segunda aventura en esta ocasión también. De antemano ya sabíamos que contaría con nuevos personajes algunos derivados de otras categorías del automovilismo, como monoplazas, autos rally y autos turismo, ademas de los personajes ya vistos en la primera parte, así como otros vehículos aéreos y marítimos que conforman el mundo de Cars.

En este ocasión la película inicia con una escena que nos introduce de lleno a la trama principal de esta secuela, la cual es que un grupo de autos “Laminas”, modelos rezagados y fuera de producción, son ahora los jefes de la mafia y que trataran de apoderarse del negocio mundial de combustibles, aquí es donde aparecen también los autos agentes secretos del gobierno, que trataran de que estos delincuentes no logren su cometido. La película inicia, con una de las escenas de acción mas intensas e incluso diferentes que Pixar ha hecho, con explosiones, disparos, muy al estilo Michael Bay combinado con James Bond, intentaron crear un inicio intenso, lleno de acción y espectacular pero que no es lo que Pixar sabe hacer, no es a lo debería tirarle, creo que desde el comienzo del filme ya empezaba “rara” la cosa.

Pixar nos tiene acostumbrados a una excelente narrativa y desarrollo de los personajes, por eso no es de extrañarse que Cars 2 sea el primer largometraje de esta casa de animadora que no pasa de la media regular entre las criticas tanto especializada como las populares, reacción que también se reflejo en la sala de cine, nunca había visto en una película de Pixar, a los niños inquietos y a los adultos medio bostezando. La idea interferir las competencias de McQueen para trasladarnos a la acción que desarrollaban la mafia con su plan de sabotear la carrera con el nuevo combustible ecológico, se hizo de una forma muy tediosa y que al final te dejaba con ganas de haber visto mas de como el Rayo McQueen desarrollo su carrera, que las interrupción para ver como Mate termina por introducirse en las filas del mundo del espionaje.

Pixar es una animadora que se caracteriza también por llevar a flote los sentimientos del espectador en cada filme, pero que en esta ocasión también fallan en ese aspecto, tratan de llevar de forma absurda y ya algo exagerada la personalidad  inepta e imprudente del al final siempre simpático Mate, para luego llevarnos a una escena “Flashback” en la que esta amistosa grúa hacé reflexión de sus actos y que en verdad a metido la pata mas de una ves, tratan de que el espectador se “apiade” y entre en compasión y lastima por el mejor amigo del Rayo, pero que realmente no causo ni un efecto, mas que el decir que es una escena muy obvia.

Cars 2 por momentos te entretiene y te saca una sonrisa, lo cual no lo hace un completo “fail”, ya sea por las genialidades y las ocurrencias de Mate; que cuenta una vez mas con la voz para el doblaje latino del carismatico comediante César Bono, y por esos simpáticos detalles que también se presentaron en la primera parte: la incursion de ciertos pilotos, detalles de la vida real, personajes públicos y de la farándula, en su versiones aceitadas y afinadas, como por ejemplo en este filme vemos, al Papamovil, a la Reina de Ingletarra y pilotos de carreras como Fernando Alonso y al mexicano “Memo” Rojas quien tambien dio su voz para el doblaje latino.

Pero vamos, Pixar siempre va mas halla, es la mejor casa animadora del mundo, y que busca perfección tanto en la calidad gráfica; que en esta secuela no nos dejan a deber, pero que en la parte de la narrativa y el guion si, no solo a la crítica especializado, si no a mi, como un espectador mas, que solo esperaba divertirse con una entrega mas de Pixar, me llegue a aburrir. Incluso Pixar se caracteriza por dejar una moraleja, un mensaje en todas sus películas, en esta secuela tratan de dejar el mismo aprendizaje que en la primera película, los valores de la amistad, que se refleja en la relación que establecen el Rayo y Mate, y que se supieron aterrizar muy bien en la primera parte, sin necesidad de hacer tanto énfasis innecesario en la ineptitud de Mate y sin cursilerías y que en esta segunda parte si se recae.

Esperemos sea la primera y la ultima de su tipo en esta animadora tan querida y respetada por todos desde 1995 con la inolvidable  “Historia de juguetes” y que nos ha dado joyas como Buscando a Nemo, Wall-e y Up,  y que no recaigan nuevamente en producir secuelas forzadas por el mercadeo como esta.

Calificación: 7.0*

*En Genero: Animación/Comedia/Aventura


Facebook Twitter More...

Anuncios

Un comentario en “Críticas: Cars 2 ¿Sin la magia de Pixar ?”

  1. Concluyo igual que tu César. Esta peli esta dirigida al publico que originalmente la vio hace 5 años, que ahora deberían ser adolescentes y adultos jóvenes. Excelentes adaptaciones de los paisajes y los personajes, pero con una trama muy mayor para nuestros hijos. Demasiado Cars 1 en Cars 2. Le faltó carrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s